Consulta toda la información sobre la jornada anual del sector de la elevación AQUÍ

José Carlos Frechilla, director de FEEDA abordó en la Jornada la evolución histórica y el impacto económico y social del ascensor en nuestro mundo

    • En el marco de la Jornada del Sector de la Elevación, el director de la Federación Española de Empresarios de Ascensores (FEEDA), José Carlos Frechilla, realizó una ponencia la que abordó la evolución histórica y el impacto socioeconómico del ascensor en el desarrollo de nuestra sociedad. Frechilla sugirió la reflexión en términos sociales, y económicos, sobre lo que significa hoy en día tener o no tener un ascensor, y cómo este elemento ha permeado en nuestras vidas y en nuestra economía a lo largo de los años.

 

El discurso de Frechilla comenzó remontándose a los inicios del ascensor en 1848, con la presentación del artilugio por parte de Elisa Gate Otis, que marcó el comienzo del desarrollo de lo que conocemos como ascensor. Y contextualizó el desarrollo tecnológico del ascensor, con la segunda revolución industrial

El director de FEEDA asoció la implantación del ascensor, con la configuración de ciudades modernas y con la libertad de movimiento de las personas. Hizo especial hincapié en las legislaciones que a lo largo de los años  han regulado su instalación, recordando la primera Orden Ministerial de 1944 que estableció la obligatoriedad de contar con ascensores en edificios con más de 14 metros entre las escaleras y la última planta.

José Carlos Frechilla analizó la progresiva integración del ascensor en la vida cotidiana de los españoles, señalando que más de un millón de ascensores están en funcionamiento hoy en día en España. En comparación, reflexionó sobre la rápida incorporación de los Smartphone en la sociedad, subrayando cómo estos dispositivos, en contraste con los ascensores, irrumpieron bruscamente y se volvieron prácticamente indispensables para muchos, preguntándose si el ascensor sería tan imprescindible como los smartphone

Finalmente, el director de FEEDA planteó una pregunta de ¿qué ocurriría si de repente nos quedáramos sin ese 1,100,000 ascensores en España?, proyectando después un vídeo dónde se reflejaba con cifras esta hipótesis.

Además, José Carlos Frechilla clausuró  la Jornada expresando su agradecimiento a todos los asistentes y a todos los colaboradores y trabajadores de FEEDA  por su participación activa y su desempeño profesional y destacó la solvencia profesional de los ponentes, así como el compromiso de todos los que trabajan en las distintas comisiones de trabajo de FEEDA.

En concreto, resaltó la importancia de contar con el apoyo inestimable de colaboradores como Pilar Launa, quien gestionó  las preguntas durante la jornada a través de una aplicación. También agradeció a Felisa Timón, el trabajo de gestión y organización de todo el evento, a Beatriz Garcia-Risco por su trabajo en los medios audiovisuales, y a Manuel Jimenez por su excelente labor presentando toda la Jornada.

Frechilla hizo una valoración muy positiva de la jornada y resaltó que, a pesar de que la ITC aún no ha sido publicada, se han esbozado las claves básicas para prepararse ante los cambios inminentes. Subrayó la importancia de conocer las futuras regulaciones y de estar preparados para abordar los desafíos que puedan surgir.

La jornada culminó con un llamamiento a profundizar más aún en la colaboración, y los asistentes fueron invitados a disfrutar de un cóctel en la misma sala, en un espacio propicio para el intercambio y la celebración.

FEEDA se despide de esta edición con la esperanza de ver a todos nuevamente el próximo año, consolidando el éxito de este evento anual del Sector de la Elevación.

Deja un comentario