EL CONFIDENCIAL: 4 accidentes graves y 110 leves: las escaleras mecánicas siguen esperando su regulación

Las usamos todos los días. En los centros comerciales, complejos de oficinas, para coger el metro, en los aeropuertos e incluso en algunos hospitales. Las escaleras mecánicas son el medio de transporte masivo más utilizado en España con 14.300 unidades y 3.000 millones de usuarios al año. Según los datos que maneja la Federación Empresarial Española de Ascensores (FEEDA) cada español las utiliza 126 veces al año o coge
unas cada 2 días y medio aproximadamente.

 

El dramático accidente sucedido en Madrid hace solo unos meses en el que murió una pareja de jóvenes en un elevador ha puesto en guardia al sector de este transporte, que exige una regulación inmediata para las escaleras mecánicas. Con los datos de accidentes en mano, la demanda se hace todavía mayor. Aunque en 2016 no hubo ninguna tragedia fatal en escaleras o andenes móviles, sí se dieron 4 accidentes graves (en el caso de los ascensores hubo cinco). Los motivos, diversos: atrapamiento entre el zócalo y los escalones o caídas en la zona de embarque. También se produjeron un total de 110 accidentes leves a raíz de paradas bruscas de las escaleras, transporte inadecuado de maletas y bultos o atrapamiento de las manos en balaustrada. De hecho, si se estableciera la tasa de accidentabilidad relativa (es decir, el número de accidentes con respecto al parque de unidades que existe), el indicador en el caso de las escaleras sería mucho mayor al de los ascensores.

 

En FEEDA insisten en que las escaleras mecánicas todavía no están sujetas a legislación alguna en cuanto a mantenimiento, reformas e inspecciones, y estas últimas ni siquiera tienen una periodicidad oligatoria. «El objetivo es llegar a cero accidentes, y la situación actual refuerza aún más, si cabe, nuestra opinión de que tiene que regularse ya», afirma su presidente, Javier Catalina. La Federación, de hecho, presentó hace meses un borrador al Ministerio de Energía e Industria, ahora dirigido por Álvaro Nadal, que proponía establecer una Instrucción Técnica Complementaria (ITC) similar a la que existe para elevadores, pero destinada a las escaleras mecánica.

 

Reportaje Completo

Deja un comentario